Incrementar la actividad física para quemar la grasa es un mal plan de ataque

Muchos de los que practicamos deporte creemos que tenemos vía libre para comer de todo. Además, la mayoría de nosotros compensa las calorías eliminadas durante el ejercicio aumentando la ingesta de alimentos. Sin embargo, los metabolismos humanos no siempre son justos y congruentes. Incorporar más actividad física en nuestra rutina diaria, o usarla como la única estrategia para quemar la grasa corporal, es un mal plan de ataque. Así que, si lo que esperas es adelgazar con solo hacer ejercicio, debes poner mucha atención a lo que comes.

La pregunta de por qué la actividad física no rinde los resultados esperados de pérdida de peso sigue sin una respuesta precisa. Investigaciones previas han demostrado que la mayoría de los hombres y las mujeres que comienzan un nuevo plan de entrenamiento adelgazan solo alrededor del 40 por ciento de lo que esperaban. Un nuevo estudio, llevado a cabo por el Centro de Investigación Biomédica Pennington de Los Ángeles, y publicado en el American Journal of Clinical Nutrition, revela como un grupo de personas inactivas cambiaron sus medidas y sus hábitos diarios.

La mayoría de las personas que comienzan una nueva rutina adelgazan solo alrededor del 40 por ciento (Foto Faro de Vigo)

Programa supervisado

Participaron de la investigación 171 hombres y mujeres con obesidad de entre 18 y 65 años. Se asignaron a algunos al azar para que continuaran con su vida cotidiana mientras que otros comenzaron programas supervisados de ejercicio, control de índices metabólicos y de ingesta energética. Parte de este segundo grupo entrenaba tres veces por semana en cintas de correr o bicicletas fijas hasta gastar entorno a unas 700 calorías semanales. En el otro, se aumentó la intensidad del programa para que sus participantes quemaran unas 1.800 calorías a la semana.

Balance energético

El proceso duró seis meses. Los voluntarios podían comer lo que querían. Según los resultados del estudio, los integrantes que no habían cambiado su estilo de vida seguían igual. Los que menos peso habían perdido han sido los que aseguraron compensar su quema adicional de calorías. Los que han evitado permitirse alguna que otra licencia en su alimentación lograron un balance energético negativo que les hizo bajar de peso. La diferencia entre los participantes que compensaron, y los que no, son de apenas cien calorías, lo que representa alrededor de cuatro bocados de casi cualquier alimento.

Calorías vacías

Pese la importancia de la actividad física para quemar calorías y adelgazar, los resultados de la investigación refuerzan la teoría de que el deporte y la nutrición van cogidos de la mano. Como suelen decir: “el ejercicio nunca le va a ganar a una mala dieta”. Por ello, trata de seguir una dieta sana y equilibrada, habla con un profesional para que te paute alimentos saludables y, sobre todo, evita el consumo de azúcar y grasas saturadas. Como señalan en un artículo publicado por “entrenatuenergia.com, “recuerda que muchos de ellos no te nutren y pueden proporcionarte grandes cantidades de calorías vacías que alterarán tu ritmo de pérdida de peso”.

Comparte este artículo con tus amigos. Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on LinkedIn
Linkedin

2 thoughts on “Incrementar la actividad física para quemar la grasa es un mal plan de ataque

  1. Si realmente es muy dificil adelgazar solo con deporte pero tambien es muy dificil dejar de comer y beber cosas que ayudan a engordar,cual es la respuesta pues buscar el equilbrio entre la comida y el deporte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.