Vuelta al gimnasio: evita las prisas y mantén tu sistema cardiovascular sano

Tras más de dos meses de espera, los deportistas no profesionales se preparan para retomar su rutina de ejercicios en las instalaciones deportivas. Si bien muchos se adaptaron y se sumaron al gimnasio online durante el encierro, es probable que la calidad del entrenamiento no haya sido la misma. La mayoría hemos estado con la actividad física al mínimo mientras otros saldrán del confinamiento sin haberse movido. Ante esta posibilidad y la nueva realidad, expertos alertan que volver a lo de antes no es algo que sucederá inmediatamente. La vuelta al gimnasio deberá ser gradual, controlada, sin prisa y con garantía para nuestra salud.

Uno de los puntos claves para que el regreso sea exitoso y no una experiencia pasajera, es tener en cuenta el nivel de esfuerzo que estábamos acostumbrados antes del estado de alarma y el grado de «desacondicionamiento» físico que se ha producido durante la cuarentena. Volver a entrenar en el gimnasio no es lo mismo que hacerlo en casa. «Con el sedentarismo se ha ido modificando la estructura del cartílago articular y se ha quedado más reblandecido y no nos va a proteger la articulación, por lo que hay más riesgo de que ese cartílago se rompa y tener una lesión», advierte el doctor Carlos Jarabo, especialista en Medicina del Deporte y Regenerativa de Clínicas Cres.

El regreso debe ser de forma progresiva, tanto en duración de la sesión como en intensidad (Revista Moi)

El deseo manifiesto de querer recuperar la forma los primeros días también puede poner en riesgo nuestra la salud cardiovascular. Por lo tanto, es importante no dejarse llevar por la euforia. «Si un sistema cardiovascular desadaptado se enfrenta a una salida brusca a un ejercicio físico, al que nos hemos desacostumbrado, la respuesta de ese sistema va a ser exagerada de tal forma que subirán mucho las pulsaciones y la presión arterial», puntualiza el doctor Domingo Pascual Figal, del Grupo de Trabajo de Cardiología del Deporte de la Sociedad Española de Cardiología (SEC).

Duración e intensidad

A la hora de retomar la rutina en el gimnasio, se recomienda una sesión de entrenamiento entre 30 y 45 minutos. La pauta de ejercicios debe contemplar las cualidades físicas básicas: fuerza, resistencia, velocidad y flexibilidad. «Si no se hubiera podido mantener la condición física, se retomará la actividad previa de forma progresiva, tanto en duración de la sesión como en intensidad», recomienda Ángel Durántez, pionero de la Medicina Preventiva Proactiva y de la Medicina para el Envejecimiento Saludable en España. Sin olvidar el descanso, fundamental para recuperar el esfuerzo y progresar en los resultados, la correcta hidratación y una alimentación sana que cubra todas las necesidades nutricionales.

Asesoría personalizada

En la lista de consejos para la vuelta al gimnasio no podría faltar la importancia de fijar objetivos alcanzables. Trazar un plan de acción detallado, con metas específicas, pensadas a medio y a largo plazo, será de gran ayuda para mantener la motivación y llegar a tus propósitos. Sin embargo, si tienes dudas sobre como aplicar tus pautas, quizá sea el momento ideal para solicitar la asesoría de un entrenador personal. Contratar los servicios de un profesional acreditado, que cuente con una amplia preparación y también conocimiento acerca de nutrición, será especialmente útil para lograr resultados tangibles.

Comparte este artículo con tus amigos. Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on LinkedIn
Linkedin

2 thoughts on “Vuelta al gimnasio: evita las prisas y mantén tu sistema cardiovascular sano

  1. Vuelta,despues de tres meses sin hacer nada como es mi caso,hay que hacer caso de los consejos y beguin the beguin, animos para todos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.