Di adiós a la flacidez y presume de brazos tonificados

“Ojos que no ven, músculo que no ejercito”. Ha llegado el otoño y por fin toca sacar la manga larga del armario para camuflar los brazos poco definidos y la piel flácida. La naturaleza manda y la pérdida de firmeza y de tono muscular  es inevitable con el paso del tiempo. Pero presumir de unos bíceps y tríceps bien tonificados es posible. Descubre cómo fortalecer tus brazos y combatir la grasa que acumula esta zona.

Las antiestéticas alas de murciélago o brazos salero afectan a muchas mujeres. Incluso las más delgadas pueden sufrir este problema ya que ninguna dieta asegura que la grasa que normalmente se instala en los brazos desaparecerá con la pérdida de peso. Se trata de una preocupación estética relacionada con el envejecimiento de la piel. «La degradación de las fibras de colágeno y elastina dejan la piel y los músculos flojos y se traducen en la flacidez o descolgamiento», explican en un artículo publicado en mujerhoy.com.

Aunque llegada a cierta edad la pérdida de tensión y firmeza de la piel es algo inevitable, hay que tener en cuenta que algunas personas están más predispuestas a ello que otras. La genética tiene mucho que ver con la flacidez pero este problema también puede producirse por factores como una vida sedentaria, ascenso o descenso de peso brusco, mala alimentación, embarazo o cambio hormonales. Por lo tanto, tal y como comenta la Dra. Alice Gómez Leyva en su blog, “todos, tanto hombres como mujeres, vamos a tener que enfrentarnos con ella en algún momento”.

Trabajar con resistencia y constancia te permitirá mejorar la estética y la funcionalidad de tus brazos (Foto Divulgación)

A diferencia de otras partes del cuerpo, la tonificación de los brazos no es una tarea tan sencilla como puede parecer. Si no se realizan los ejercicios como es debido, corremos el riesgo de acabar musculando en exceso los brazos y dándoles un marcado aspecto masculino y antiestético. Trabajar esta zona de manera adecuada, con resistencia, constancia y ejercicios específicos, te permitirá no solo mejorar la estética de tus brazos como también su funcionalidad.

Una buena manera de luchar contra los brazos flácidos es entrenar con pesas. También se recomienda ejercitar los tríceps a base de flexiones. A medida que vayas progresando podrás añadir a tu rutina los fondos de tríceps para aumentar la fuerza de la musculatura posterior de tu brazo a un nivel avanzado. Sin olvidar la resistencia de la banda elástica para recuperar el tono muscular de tu bíceps. Recuerda que para el resultado sea el esperado, tienes que ser constante y controlar tu alimentación.

Comparte este artículo con tus amigos. Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on LinkedIn
Linkedin

2 thoughts on “Di adiós a la flacidez y presume de brazos tonificados

  1. Pingback: Mitos de la mujer deportista x realidad: entrenar fuerza y tomar proteína no te va a dejar voluminosaDiario de una deportista

  2. Pingback: Controlar la ingesta calórica no solo es posible sino necesarioDiario de una deportista

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.