Navidad: controla el atracón y mantén la conducta deportiva

Las luces decoran las calles y los escaparates, tu agenda social está en alta con la compra de regalos, los aperitivos con los amigos, las comidas familiares y las cenas de empresa. La ciudad respira Navidad, te resulta complicado seguir el régimen y se desvanece el esfuerzo para cumplir con tu propósito de vida fitness que has fijado al principio del año. Pero no tiene que ser así. Con un poco de compromiso y motivación, podrás controlar tus atracones y mantener tu conducta deportiva.

Muchas personas aprovechan las fechas navideñas para hacer un parón deportivo. Es normal que en las semanas previas a las fiestas disminuyas los días de entrenamiento y aumentes los períodos de descanso. Puedes bajar la intensidad y hacer desajustes puntuales pero se recomienda no dejar de entrenar. Es necesario adoptar unos consejos que tienen que ir acompañados de una gran dosis de voluntad y paciencia. Aunque el cuerpo necesite descansar para recuperarse, «mantener el hábito es crucial para conseguir cualquier objetivo, ya sea mantener una buena salud, perder peso o no ganarlo», recuerda Jesús Hernández, entrenador personal de Blua en Sanitas.

Muévete y mantén la calidad de vida

Según señalan los expertos, el cuerpo está hecho para moverse y dejar de hacerlo puede empeorar física y emocionalmente la calidad de vida. La falta prolongada de ejercicio físico haz con que baje el nivel de rendimiento y perjudica la salud. Sim embargo, permanecer activo ayuda a lograr una “mejor eficiencia metabólica, favorece la distribución de los nutrientes y evita una mayor acumulación de grasa”. Sin olvidar que practicar deporte de manera regular resulta un gran apoyo para alcanzar un balance calórico coherente con los objetivos propuestos.

Prioriza una rutina global

Elige una rutina que combine ejercicios de fuerza con un trabajo cardiovascular (Foto Deporte Saludable)
El fin de año también puede resultar un nuevo punto de partida para despedirse del sedentarismo. Sea al aire libre, en la sala de máquinas o en clases colectivas, prioriza una rutina sencilla que te proporcione un entrenamiento global, combinando ejercicios de fuerza con un trabajo cardiovascular. «La idea de entrenar con un amigo es una buena alternativa para poder mantenerte en forma y pasar tiempo con tus seres queridos». Y por último no descuide la figura. Sigue una alimentación ´realˋ, come de todo pero poco, y evita la ingesta de calorías innecesarias.

Comparte este artículo con tus amigos. Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.